Superiberia

CDMX.- Varias organizaciones transcriminales mexicanas son las que tienen el mayor impacto en nuestro pías vecino, Estados Unidos, pero hay una que ha descendido tan rápido que hoy en día tiene presencia en más estados mexicanos que el Cártel de Sinaloa: El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), pues este tiene presencia en 26 de las ciudades más importantes, incluyendo Honolulu, en las islas de Hawái y San Juan, en Puerto Rico, de acuerdo con el más reciente informe de la Administración para el Control de Drogas (DEA). A decir de la DEA, el CJNG “es uno de los cárteles de más rápido crecimiento” y que, junto con el Cártel de Sinaloa, son los más dominantes en México.

El cártel liderado por Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, tiene presencia en 23 de los 32 estados de la República Mexicana y está en crecimiento en el territorio, incluyendo el centro del país y ubicaciones estratégicas en la frontera entre EU y México, de acuerdo con el reporte de la DEA titulado: “Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2020.”

El CJNG controla el puerto de Manzanillo, el cual es clave para la importación de precursores de químicos para elaborar fentanilo, metanfetaminas y otras drogas presentes en el mercado estadunidense. También tiene puntos de entrada en Ciudad Juárez, Tijuana y Nuevo Laredo, al Norte de México.

“La rápida expansión del CJNG de sus actividades de narcotráfico se caracteriza por la voluntad del grupo a participar en actos violentos, enfrentamientos con el gobierno mexicano, fuerzas de seguridad y cárteles rivales. Distribuye grandes cantidades de fentanilo, heroína, metanfetamina y cocaína.”

Además, después de tres años de enfrentamientos con el Cártel de Santa Rosa de Lima, miles de muertos y la detención de su líder José Antonio Yépez “El Marro”, el 2 de agosto de 2020, el CJNG controla la plaza de Guanajuato,
señala.

Ahora, células de ese cártel comandadas por “El Mencho”, por quien la DEA ofrece una recompensa de 10 millones de dólares, están librando una batalla a muerte por territorios en Michoacán y Zacatecas, donde se han disparado los homicidios dolosos.

En Zacatecas, la tasa pasó de 17 por cada 100 mil habitantes, en 2015, a 63 por cada 100 mil en 2020. En Michoacán, de 20 a 50 por cada 100 habitantes y en Guanajuato de 16 a 72, de acuerdo con al Sistema Nacional de Seguridad
Pública (SNSP).

Vecino