Mientras que el gigantesco asteroide 52768 (1998 OR2) sigue acercándose a la Tierra, la NASA ha advertido que el próximo mes otros dos asteroides “potencialmente peligrosos” se aproximarán a nuestro planeta.

El primero es el asteroide 438908 (2009 XO). Las estimaciones basadas en la cantidad de luz que refleja indican que la roca espacial tiene aproximadamente el tamaño de un campo de futbol, ​​y que viaja a una velocidad de 45 mil 720 km/h.

El cuerpo celeste orbita alrededor del Sol cada 926 días y pertenece a la clase Apolo (asteroides cuyas órbitas cruzan la de la Tierra). Afortunadamente, el 2009 XO pasará a una distancia de aproximadamente 3.3 millones de kilómetros de nuestro planeta el 7 de mayo, lo que todavía se considera “cercano” para los estándares de la NASA.

Según cálculos de la Agencia Espacial, el asteroide realizará una docena de sobrevuelos cerca de la Tierra en los próximos 200 años y el más cercano tendrá lugar el 7 de mayo de 2096, cuando llegará a 1.5 millones de kilómetros de nuestro planeta (en comparación, la Luna se encuentra a 384 mil 400 kilómetros de distancia).