ads

Xalapa.- Es fundamental que la persona que emprende cuente con finanzas personales sanas, de lo contrario le será muy difícil sacar adelante la administración de un proyecto o negocio.

El jefe de carrera de Gestión y Dirección de Negocios de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Gómez Cabañas, consideró lo anterior durante la conferencia virtual “Mi viaje financiero”. 

Dicho evento cerró la Semana de Emprendimiento e Innovación en Casa impulsada por la Oficina de Transferencia de Tecnología de la Dirección General de Vinculación de la UV. 

El ponente aseguró que quien va a emprender debe habituarse a que sus gastos no superen a sus ingresos, ello le brindará recursos firmes que le ayudarán a alcanzar los objetivos que se proponga. 

Sugirió que la persona que desee mejorar sus finanzas personales puede dividir sus ingresos en seis partes y destinarlas a metas específicas: el 55 por ciento para cubrir las necesidades básicas; 10 por ciento orientado a la diversión y cinco por ciento a la caridad; el restante 30 por ciento debe ser usado en el ahorro, el crecimiento personal y en un fondo de emergencias.  

Puntualizó que los ingresos que van a ahorrarse deben invertirse, ya que de otra forma el valor del dinero disminuye debido a la inflación.  

El catedrático comentó que es importante que los objetivos de un emprendedor sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. 

Detalló que un objetivo específico se concreta a un aspecto, tarea o acción realizados para alcanzar un fin determinado y que se deben usar indicadores con la finalidad de vigilar su cumplimiento en un tiempoconcreto.  

Detalló que para diseñar objetivos alcanzables se debe estudiar el comportamiento del mercado en relación con el sector, así como los competidores más cercanos; la relevancia alude a la creación de algo que marque diferencia. 

ads