• les niegan el acceso a la NOM 46
  • De enero a septiembre se han registrado 441 partos de niñas de entre 10 a 14 años.

Orizaba.- El personal médico debe separar sus creencias religiosas de lo laboral, debido a esto no ocurre se está permitiendo que de enero a septiembre se hayan registrado 441 partos de niñas de entre 10 a 14 años, mismas que son doblemente violentadas, primero por su agresor y segundo por el sector salud.
La integrante del Colectivo Marea Verde de las Altas Montañas, Luz María Reyes Huerta, manifestó que se trata de una realidad a la que se enfrentan las niñas que son agredidas sexualmente.
Recordó que desde hace 14 años la NOM 46 obliga al sector salud otorgar atención especializada y la Interrupción Legal del Embarazo en casos de violación, tema que también se encuentra en el Codigo Penal de Veracruz, desafortunadamente “a consecuencia de estos grupos antiderechos que influyen grandemente en la población y que detienen la atención de las niñas como debe de ser”.
“Es una gran problemática a la que se enfrentan, yo creo que el personal no distingue que debe de separar sus creencias religiosas de su deber profesional y si bien es cierto que hay una libertad de creencias, eso no puede estar por encima de tu deber laboral, eso es muy grave y que prevalece desgraciadamente en el sector salud y que también deviene en una violencia obstétrica muy grande”, puntualizó.