• Insisten líderes empresariales
  • A partir del 1 de enero el aumento al salario mínimo será del 15 por ciento.

córdoba.- Aún cuando el aumento al salario anunciado será uno de los más altos de la historia, empresarios consideran que no es el mejor momento para aplicarlo, por lo que lejos de ser benéfico, podría generar un aumento en el número de desempleados, señaló Marcela López Huerta, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (CANACOPE-SERVYTUR) en Córdoba.
Hace unos días se dio a conocer que a partir del 1 de enero el aumento al salario mínimo será del 15 por ciento, lo que después de los efectos económicos generados por la pandemia, se traduce en un golpe más para muchos
patrones.
“Los patrones están desgastados, por lo que les sería imposible solventar este aumento y, por ende, sería un hecho que se
pierdan empleos”.
“En este momento no era la mejor opción, el sector empresarial no fue escuchado, al Gobierno solo le importa quedar bien, todo tendrá un costo y esto se verá cuando se dispare la inflación”, insistieron.
El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Carlos Lara, coincidió en que el país no cuenta con las condiciones necesarias para tener un aumento.