CD. JUÁREZ.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no es obligatorio que los estados firmen el convenio con el Gobierno Federal para que los gobernadores se adhieran al Instituto Nacional de, Salud para el Bienestar (Insabi), y esto no implicará que dejen de recibir los recursos que les corresponden.

“Es voluntario, no es obligatorio y la mayoría está aceptando. Lo que aplica es que el Estado da el servicio y se dan los recursos que por Ley corresponde”, dijo en conferencia matutina desde Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde encabezó la reunión de seguridad.

Los mandatarios de Tamaulipas, Durango y Baja California Sur se sumaron a la negativa, mientras que los de Guanajuato y Jalisco evitaron pronunciarse.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, destacó que en su caso sí se incorporará al nuevo sistema, pero tiene dudas que su Secretario de Salud aclarará con el titular del Insabi, Juan Ferrer.

“Desde el inicio del Gobierno de López Obrador hemos ayudado en la compra consolidada, tenemos el compromiso de combatir los excesos”, comentó.