Yanga.- Pascual Alvarado, alcalde de esta localidad, dijo no querer entrometerse en la situación que embarga actualmente al ex alcalde Eulogio Montesinos y otros funcionarios, luego de que esta semana se diera a conocer el resolutivo del Órgano de Fiscalización, donde se le aplica una multa de más de $2 millones a los que fueran funcionarios, esto sobre un presunto desvío de recursos que es por arriba de los $4 millones 300 mil.

“A nosotros nos enviaron el resolutivo hace como 24 horas, donde nos dan a conocer la situación, lo único que debemos hacer es esperar, no podemos presentar denuncias o algo así, el caso ahora es que nos preguntan a nosotros, pero no debemos de alegrarnos, ni tampoco poner en tela de juicio la situación, aquí ya no tenemos nada que hacer, solo ver los procedimientos de la Ley y de los órganos a los que hayan canalizado la situación”, explicó el funcionario.

Además reiteró que en breve deberán de darle a conocer la situación en la que se vive el proceso, principalmente para conocer a quien serán destinados los recursos de los cuales se solicitará el pago, además de destinarlos principalmente para obras en beneficio de la población.

Respecto a las obras, añadió que estarán en espera de que se consolide un mayor número, para beneficiar a la población, principalmente en materia de educación e infraestructura como lo es agua, drenaje y pavimentación.

En otro sentido Pascual Alvarado destacó que el monto de lo que existe daño patrimonial y hay inconsistencias, es en aquellas que estuvieron en el rubro de las pavimentaciones, bacheos y otros programas, donde se marcaron inconsistencias.

“Todos estamos en la casa del jabonero, porque no concretamos bien las cuentas, afortunadamente a nosotros en la cuenta del 2011 nos marcaron solo observaciones administrativas de algunos sellos o papeles, nada que tenga que ver con dinero, eso nos alegra, porque debemos salir limpios, además de que gran parte del dinero que ingresa va a dar a la deuda que se quedó de la administración saliente”, finalizó.

 

José Vicente Osorio Vargas

El Buen Tono