Orizaba.- No basta la buena intención y el interés de una minoría para promover ciertos derechos, resaltó el vocero diocesano, Helkyn Enríquez Báez, respecto a analizar la unión legal entre parejas del mismo sexo, señaló que hay ignorancia legislativa por parte de algunos
diputados.

Lo anterior, luego de que el director del Registro Civil de Veracruz, Arturo Domínguez, manifestó que está en diálogo con los diputados locales para modernizar y actualizar el Código Civil para permitir la unión legal entre personas del mismo sexo, sin necesidad de recurrir al amparo.

Ante ello, dijo que en las reformas a los Derechos Humanos se busca que nadie sea discriminado; sin embargo, resaltó que algunas situaciones legales deben ser estudiadas, tal es el caso de la palabra matrimonio, que surge para cuidar y proteger los derechos de la madre y al igual que la palabra patrimonio, refiriéndose a cuidar las cosas del padre, para que no se cometieran injusticias.

Explicó que se tiene que recordar cómo es que surgieron los términos jurídicos para que no se atribuya de manera arbitraria y no analógico a otro tipo de realidades. “Cuando arbitrariamente se quiere trasladar una realidad, se puede hacer a la analogía, la palabra matrimonio se puede analogar en el derecho a una unión como el concubinato, a una unión civil que se da entre un hombre y una mujer”.

Destacó, “en otro sentido, es como si de repente quisiéramos establecer la filiación entre dos hermanos, ahí hay una relación de fraternidad y no de afiliación, entonces hay términos jurídicos que deben ser estudiados y creo que hay ignorancia legislativa, se entiende porque ni siquiera derecho han estudiado, si viéramos el porcentaje de todo los legisladores que son abogados o especialistas en Derecho, hallaríamos que hay deficiencia”.

Además, dijo, no han analizado los alcances y daños que a futuro se pueden propiciar, debido a que esas parejas buscarán tener hijos, “entre ellos, a veces no se sabe el origen de los hijos porque pueden recurrir a fecundación in vitro, a la donación o la compra de gametos, óvulos y espermatozoides para tener hijos, al rato, sin saberlo algunos hijos de una relación como esa con una relación heterosexual podrían encontrarse y hasta casarse con su consanguíneo, no se sabe”.