ElBuenTono

Orizaba.- Ante la posibilidad de un regreso a clases presenciales, el uniforme no será obligatorio como tampoco la solicitud de materiales de más, pues se entiende que la situación económica de los padres de familia es difícil, así lo manifestó el supervisor de la Zona Escolar 22, Israel Tejeda; quien reconoció que nunca será suficiente el material para desinfectar las
escuelas.

“De hecho, tenemos una recomendación por ahí en la documentación oficial de qué se les puede pedir y qué no; por el momento está prohibido exigir el uniforme, tenemos esa indicación, imagínense que de momento se les diga a los padres de familia sobre el regreso, y si no tiene el dinero, va a ser un derrame económico y un estrés para todos”.

Ante ello, indicó que “quien lo tenga que lo porte, porque es una manera de identificarse en la escuela y que los conductores vean que son alumnos y que hay que manejar con precaución, pero quien no lo tenga no, el derecho de los niños se tiene que garantizar y ese es uno de ellos, que sean libres”.

Además, detalló que los padres de familia, con sus aportaciones voluntarias ayudan mucho en el desarrollo de las instituciones educativas, al igual que los maestros y directores, pues “también hacen algunas actividades, como kermés y de ahí se apoyan”.

Sin embargo, “la Secretaría de Educación también está recibiendo material en esta región de Orizaba, les digo porque ya nos pidieron apoyo para descargar, entonces sí nos van a apoyar, sí nos van a dotar (material para la desinfección), pero no va a ser suficiente, no siempre
alcanza”.

Mencionó que se tendría que hacer un diagnóstico “cuando entremos en la realidad, ver qué necesidades tenemos y se tendrá que buscar algo aquí, quienes tienen que dotar de estos materiales son las autoridades federales, las estatales, y las municipales; sin embargo, tampoco alcanzan los recursos, pero ni modo que dejemos caer la escuela, entonces, los padres siempre buscan una manera de solucionar esto, haciendo alguna rifa o alguna kermés”.

En cuanto al pago de inscripciones, dijo que en ocasiones se llega a una negociación, pues incluso hay quienes lo hacen por abonos, “pero ahí sí tenemos nosotros prohibido condicionar el acceso, los niños tienen derecho a la
educación”.

Explicó que los supervisores escolares siempre se organizan con los directores, y estos con sus maestros para evitar que se pida de más a los padres de familia, “siempre tratamos de ver esa parte, no hemos tenido detalle por esa situación, pero si los tenemos tendríamos que hablar con los maestros, porque la situación no es como para pedir de más”.

AmoramarMx Superiberia