Ante el embate del crimen organizado y las amenazas en redes sociales contra la Fuerza Civil estatal, elementos se revelaron a sus mandos por dejarlos solos, sin descanso, sin alimentos, sin equipo táctico adecuado, vehículos, ni una estrategia definida, por lo que se quejan de que “son cazados” por el Cártel que conoce sus debilidades.

El CJNG advirtió que van por los comandantes que protegen delincuentes, a quienes ubican por apodo, y la tropa no está dispuesta a pagar por lo que no consideran su culpa, ni sus actos de corrupción.