La Navidad
  • DEBE HABER más ESTRATEGIAS
  • De no tomar otras medidas el riesgo de que los estudiantes trunquen y abandonen sus estudios formales sea de índices catastróficos.

Orizaba.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) y la de Veracruz (SEV) deben estudiar más a fondo la estrategia educativa y darse cuenta de la desigualdad económica que hay en la mayoría de los hogares veracruzanos, debido a que muchos pequeños se están quedando rezagados y difícilmente se podrán poner al corriente, así lo manifestó la diputada local, Cristina Alarcón Gutiérrez.
De acuerdo al estudio de la Oficina en México del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD), el sistema de educación en línea que instrumento la SEP dejó fuera al 55.7 por ciento de los hogares y sus niños, lo anterior en su publicación Desarrollo Humano y Covid-19 en México: Desafíos para la recuperación sostenible, pues en el país solo el 44.3 por ciento de los hogares cuenta con equipo de computación y únicamente el 56.4 por ciento tiene una conexión a Internet.
Ante ello, la legisladora manifestó que es falso que todos los estudiantes están tomando sus clases en línea y eso se puede comprobar con un recorrido en las localidades en donde los niños están realizando otras actividades y no es su culpa ni la de los padres de familia, ya que la pérdida de empleo y las diferentes condiciones económicas están mermando en la educación de los
pequeños.
“El secretario Zenyazen es el que tiene esta responsabilidad, porque por eso es secretario de Educación y está para apoyar en lo que la ciudadanía necesite, en cuanto a la niñez, ¿por qué?, porque sí he visto en varias partes de los alrededores que no hay Internet, entonces deben estudiar esa posibilidad de ponerlos o tener otras ideas, para que los niños puedan acceder al conocimiento suficiente”, puntualizó.
Dijo que es de suma importancia que los pequeños tengan una educación de calidad, a pesar de las circunstancias a las que se están enfrentando, independientemente “de que ahora se vino lo de la pandemia, tienen que tener esa fluidez, ayudar a los pequeños que no tienen dinero para una tableta o un teléfono que soporte los programas o aplicaciones, principalmente en las comunidades en donde se podría proveer de los
recursos necesarios”.