La nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido es “más transmisible” que las variantes existentes, pero no hay evidencias de que sea más infecciosa, alertó este lunes el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Los análisis preliminares realizados hasta ahora revelan un potencial estimado para aumentar la tasa de reproducción en un 0.4 o más y un aumento de la transmisibilidad de hasta el 70 por ciento.

“No hay ninguna indicación en este momento de una mayor gravedad infecciosa asociada con la nueva variante”, consta en un comunicado enviado por esta agencia con sede en Estocolmo.