CDMX.- Fiebre, tos seca, cansancio, son algunos de los síntomas más comunes en los pacientes contagiados con Covid-19. Los efectos de la enfermedad en el cuerpo al momento del contagio son claros, pero aún no están identificadas todas sus secuelas. En los últimos meses diversos países registran un incremento en consultas dermatológicas, por alopecia o pérdida de cabello, asociada con el
Coronavirus.

Chus Rey, de 43 años, sufrió el Coronavirus a principios de abril y recuerda tener todos los síntomas asociados con la enfermedad, además de tener una pérdida de cabello significativa, “se me caía, pero me pasaban tantas cosas que no le daba mucha importancia”, reconoce. Sin embargo, cuando dejó atrás la enfermedad con toda su sintomatología, la alopecia no hacía más que agravarse, “encontré en Internet testimonios de mujeres a las que les había pasado lo mismo”, afirmó. 

Ana Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz  y profesora de esta especialidad médica en la Universidad Complutense de Madrid, explica que existen dos tipos de alopecia asociadas con el Covid-19: por estrés y genética. 

El primer tipo de alopecia es conocida como efluvio telógeno, que es la caída transitoria del cabello que se produce después de acontecimientos estresantes, “este tipo ni siquiera necesita tratamiento y puede pasar bajo cualquier situación que produzca estrés, se suele curar espontáneamente al cabo de unas semanas o
meses”. Un estudio publicado en la Revista de la Academia Americana de Dermatología explicó que estos síntomas con alopecia se debería a la mayor expresión de una estructura presente en la superficie de las células pulmonares (proteasa transmembrana serina 2-TMPRSS2), que es necesaria para que el virus entre en las células.