• inversión de hoteleros y restauranteros  
  • El lugar se llama Aurora y está en el quinto piso del Hotel Haus Express.

Orizaba.- Como parte de las afectaciones derivadas de la pandemia por SARS-CoV-2, hoteleros no solo no registraron ganancias, sino que tuvieron que tomar dinero de sus ahorros, durante la temporada más crítica registraron un reservación en dos meses, por lo que de decretar un nuevo cierre de las actividades, implicaría la pérdida total de la inversión, indicó el empresario del ramo, Juan Ochoa.
Reconoció que la situación no ha sido nada fácil, pues no se han logrado recuperar en muchos aspectos, tan solo en la ocupación venía manejando un promedio de 25 habitaciones ocupadas diarias, después del regreso a la nueva normalidad lo máximo a lo que han llegado es a los 15 o 16 cuartos ocupados diario.
“Con trabajo y una buena administración hemos salido adelante, sin fallarle a nuestra gente que son nuestros empleados, nunca les dimos la espalda, los tuvimos contratados”.
Detalló que a punto de cerrar el año, lo cierto es que no llegaron a las metas programadas, “pusimos dinero, le tuvimos que pegar a la caja del ahorro, porque no había forma de salir a flote con una habitación al día, no había cómo, pero hemos salido adelante, se ha venido recuperando la economía, al nivel que estamos ahora, estamos arriba del punto de equilibrio”.
Indicó que ante las adversidades y la incertidumbre del comportamiento del virus del SARS-CoV-2, hay temor de que se emita una nueva declaratoria de cierre de actividades, pues “el gran cuestionamiento entre las personas que conozco es que nunca hemos tenido una disminución, el famoso rebrote no sé de dónde va a llegar, desafortunadamente hemos mantenido una línea y esa nunca se ha venido abajo, entonces, por nuevamente el semáforo rojo sería muy complicado”.
“Nosotros sí tomaríamos otras alternativas si regresamos a semáforo rojo, no lo quiero decir, pero podríamos cerrar temporalmente, porque si nos vamos meses atrás, nosotros sí pusimos mucho dinero y no soy el único, conozco otros hoteles que no cerraron, que seguimos dando servicio y apoyando a nuestra gente”.
Lo anterior, ante la apertura de una nueva alternativa gastronómica que tiene entre sus atractivos una vista panorámica de la ciudad muy amplia, proyecto que se vio detenido por unos meses, debido a las recomendaciones sanitarias de la Secretaría de Salud de Sana Distancia y Quédate en Casa y que por fin ayer abrió sus puertas.