El nuevo etiquetado frontal, que entrará en vigor a partir de octubre y en el cual se advierte a los consumidores si su contenido alimenticio es alto en sodio, azúcares o grasas, ya se observa en algunos productos a la venta en tiendas y supermercados de todo México.

Fotografías de la agencia Cuartoscuro y de algunos consumidores en redes muestran cómo se ve el nuevo etiquetado frontal en productos como chiles jalapeños, crema evaporada, mermelada y galletas.