• Denuncian constructores
  • Supuestas licitaciones son “un teatro”; oculta la identidad de los concursantes e imponen “candados” que dejan fuera al 80% de los aspirantes

CÓRDOBA.- El ayuntamiento de Córdoba, que encabeza Lety@laladrona, hace un par de semanas simuló la difusión de tres Licitaciones Públicas Nacionales para la realización de igual número de importantes obras que en su conjunto suman cerca de 60 millones de pesos del presupuesto municipal; asimismo, mintió al asegurar que las licitaciones se habían cancelado y ahora, simulando transparencia, monta “un teatro” con la participación de constructores, a los que se les imponen “candados” con excesivos requisitos que, al no poder cumplirlos, prácticamente deja fuera a un 80% de ellos.
Así lo denunciaron empresarios del sector de la construcción, quienes aseguran que “las Obras Públicas son el oscuro negocio de la alcaldesa de Córdoba, porque al asignarlas a su constructor favorito ella recibe jugosos dividendos”.
Aunque este jueves se realizaron los llamados recorridos de obra, el director de Obras Públicas Municipal, Antonio Morales Salinas, presunto cómplice de la alcaldesa, mantiene bajo reserva el nombre de las compañías constructoras que lograron inscribirse en la licitación pública nacional de las obras correspondientes a la construcción de banquetas en la avenida 1 y 3 de las calles 1 a la 10, la rehabilitación del mercado Revolución en su primera etapa, además en la del paso a desnivel en las vías del ferrocarril en la colonia Las Estaciones.
Las empresas inscritas para las obras de banquetas son seis, de las cuales sólo una es foránea y el resto locales; mientras que en la segunda, correspondiente a la rehabilitación del zoco, se inscribieron 3 empresas locales y finalmente en la última se inscribieron 7 empresas, dos foráneas y 5 locales.
Ayer por la mañana se llevó a cabo el proceso de visita de obra de la licitación, donde el director de Obras Públicas, Antonio Morales Salinas, se negó a mostrar los nombres de las empresas inscritas, con el fin de poder brindarle la oportunidad a otras empresas que no acudieron a la visita de obras a inscribirse y poder burlar la Ley de Licitaciones Públicas.
A decir del funcionario en dichas licitaciones podrían acudir las empresas a realizar su recorrido por cuenta propia, situación que no las dejaría fuera de la licitación ya que la visita de obra era opcional y no limitaba su participación.
Cabe señalar que Obras Públicas en Coordinación con la Contraloría Municipal establecieron una serie de candados, como por ejemplo, para el caso de las banquetas las empresas interesadas deben contar con un Capital Social de 4 millones de pesos; para el mercado deben tener capital de 10 millones y para el Puente del Ferrocarril 15 millones de pesos, además no deben aparecer en el Buró de Crédito.
Constructores de la región se inconformaron ante todo este teatro montado y las artimañas que utiliza el gobierno municipal para dejarlos fuera y que sólo la empresa favorita de la alcaldesa pueda ganar los contratos y así “recibir un porcentaje de los casi 60 millones que están en juego”.