Orizaba.- Por cada ocho árboles de Navidad chinos que se venden en centros comerciales, productores de las Altas Montañas venden uno, señaló el tesorero del Comité Regional Campesino (CRC) en Orizaba, Nicolás Hernández Méndez. 

“Este tipo de importaciones afecta mucho al sector campesino de la región, sobre todo, porque para la producción de un árbol de Navidad nos llevamos entre tres y cuatro años para que alcance una altura de un metro a metro y medio, efectivamente, ahora la gente de la región está esperanzada en la presente temporada”.

Reconoció que ha hecho falta asesoría técnica para que los árboles luzcan mejor y tengan la misma calidad de los importados o incluso mejores características, con el fin de que los compradores los prefieran.

“Es importante que la población tome en cuenta que los importados son prácticamente desechables, mientras que los de las Altas Montañas, los de Veracruz y del País, son ejemplares que pueden ser replantados y disfrutados por más tiempo, además, se apoya la ecología y el medio ambiente”.  

“Valdría la pena exhortar a los consumidores para que analicen detenidamente este tipo de circunstancias y prefieran adquirir por economía los de la región, para fortalecer a los productores locales, por otra parte, que vean que pueden ser reutilizables el próximo año o muchos años más y no es así con los importados”, manifestó.

De la misma manera, dijo que en las Altas Montañas hay de mil 500 a 2 mil productores de árboles de Navidad de La Perla, Mariano Escobedo y Atzacan, por lo que al comprarles se fortalece la economía y el desarrollo de la zona serrana, principalmente de familias de estos campesinos y que muchas viven en condiciones muy vulnerables.