El director de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, advirtió hoy que cuando empiece el proceso de vacunación para la COVID-19, en el que al principio se inmunizará sólo a los grupos de riesgo, se espera que bajen las cifras globales de muertos pero no las de contagios.

“La vacuna será otra herramienta más que tenemos para detener la transmisión, pero no será el fin del virus”, agregó la directora técnica de la OMS para la COVID-19, María Van Kerkhove, en un encuentro de los dos expertos con internautas a través de las redes sociales.