La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF han publicado un informe en el que avisan de que mil 800 millones de profesionales sanitarios están trabajando en servicios sanitarios que no cuentan con suministro de agua, lo que aumenta el riesgo de infectarse por el coronavirus.

“Trabajar en un centro sanitario sin agua, saneamiento e higiene es similar a enviar a las enfermeras y médicos a trabajar sin equipos de protección individual, ya que el suministro de agua e higiene en estas instalaciones sanitarias es fundamental para detener a la COVID-19”, ha señalado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.