Desde 1990 hasta 2019 se registraron en México más de56 mil defunciones de mujeres con presunción de homicidio, mientras que el uso de armas de fuego para cometer los crímenes ha ido en aumento, de acuerdo a un informe presentado este jueves por varios organismos.

“En 2019, el 57 por ciento de las defunciones con presunción de homicidio fueron con arma fuego. Y en el primer semestre de 2020 el porcentaje asciende a 73 por ciento”, dijo Belén Sanz, representante en México de ONU Mujeres, en la presentación del estudio “La Violencia Feminicida en México: Aproximaciones y Tendencias”.