La Operación Warp Speed (velocidad de la luz), con la que Estados Unidos quiere obtener en tiempo récord una vacuna contra la COVID-19, ha conseguido apoyar con éxito el desarrollo de un antídoto contra la pandemia, pero aún se enfrenta a los desafíos de la distribución y la aceptaciónpor parte de la sociedad.

El Gobierno estadounidense ha invertido o comprometido más de 10 mil millones de dólares dentro de este programa para obtener antes de finales de enero de 2021 alrededor de 300 millones de dosis de una vacuna contra el virus SARS-CoV-2, algo nunca antes conseguido en la historia.