Orizaba.- Como en cualquier tipo de deudas que se cobran a través de juicios civiles o mercantiles, el deudor además de pagar lo que debe, solventa los gastos moratorios, de cobranza y, al término del proceso de ejecución, lo que le corresponda para retirar la inscripción del embargo ante el Registro Público de la Propiedad, informó el tesorero, José Manuel Barquet.

Indicó que en ocasiones las deudas se duplican o los cargos por gastos de ejecución son mayores que la suerte principal, por lo que   aconsejó a los contribuyentes mantenerse al corriente en el pago de sus impuestos.

Explicó que cuando el Ayuntamiento ejecuta un embargo, todos los cargos, incluido el costo de inscripción que supera los 500 pesos, deben ser cubierto por el deudor.

 

Matilde De los Santos  

El Buen Tono