Superiberia

CÓRDOBA.- Miembros de una familia cordobesa se quejaron por el pésimo trato recibido por parte del empleado del Ayuntamiento conocido como “Pancholín”, quien está a cargo de la vigilancia de lugares como el Beisborama y las canchas aledañas al Gimnasio El Mexicano.

Los padres de familia aseguran que mientras su hijo jugaba en un parque aledaño, su pelota cayó dentro del beisborama, acto seguido, le pidieron a “Pancholín”, de manera amable se los regresara; sin embargo, el vigilante les respondió con palabras altisonantes, incluso refiriéndose de manera déspota y grosera al menor de edad.

“No puede ser que tengan a personas así trabajando en el Ayuntamiento, nada le cuesta pasarnos la pelota y más allá de ello pues proporcionar un buen trato a las familias cordobesas que sólo queremos pasar un buen rato con la familia y por el contrario, sólo recibimos faltas de respeto; ni siquiera utiliza cubrebocas, nos gritó y nos dijo que era nuestra culpa por haber aventado el balón para el otro lado ¡por eso nos recordó hasta nuestra mamá!”, aseguró uno de los afectados.

Esta no es la primera vez que “Pancholín” es objeto de quejas por parte de la ciudadanía, pues durante el pasado cobro del predial efectuado en las canchas del Gimnasio El Mexicano (donde se instalaron los módulos presenciales en febrero), fueron reportados malos tratos de éste personaje, que incluían agresiones verbales y físicas.

Vecino