• Señala Franco Coppola, nuncio apostólico
  • Dijo que el Estado se debe ocupar de las leyes sobre las uniones civiles y las personas del mismo sexo

XALAPA.- El Nuncio Apostólico del Vaticano en México, Franco Coppola, visitó la Arquidiócesis de Xalapa en el marco de los festejos en honor a San Rafael Guízar y confirmó que el Papa Francisco habló de que las personas homosexuales tienen derecho a unirse de manera civil, pero recalcó que a esto no se le puede llamar matrimonio.
En conferencia de prensa, aclaró que este no es un tema nuevo dentro de la Iglesia, pues lo que ellos han señalado es que estas uniones no pueden ser llamadas “matrimonio” dado que eso sería confundir a la población.  
Expuso que, si bien, no se puede poner en duda el amor que puede existir entre estas parejas, la iglesia está en contra de permitirles la adopción puesto que no se trata solo de un derecho de los adultos sino de los menores.  
“No es nada nuevo, aunque en estas cosas son muy importantes los términos que se utilizan porque a veces cambiando un término, se cambia todo lo que quieres decir. El Papa dijo, antes que todo, que las personas que tienen tendencia homosexual, tienen derecho a quedarse en familia”, dijo.  
Y es que refirió que hay lugares donde si los padres descubren que sus hijos son homosexuales los dejan fuera de casa, lo que no debería suceder dado que no es su culpa.  
Asimismo, subrayó que el Estado se debe ocupar de las leyes sobre las uniones civiles y las personas del mismo sexo que quieren vivir juntos para que sus derechos sean reconocidos.