• Familiares de víctimas, indignados; autoridades presumen seguridad en el estado

CÓRDOBA.- Mientras el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y su secretario de Seguridad Pública aseguran una y otra vez que el estado de Veracruz es “muy seguro”, la percepción ciudadana es de violencia, peligro e inseguridad.
Recientes estadísticas demuestran que Córdoba sigue siendo el municipio número uno en secuestros, aunque con cinismo funcionarios estatales declaren que “aquí no pasa nada” y que se combate a las células del crimen organizado.
A través de redes sociales Julia Huerta, hermana de Jaime Sánchez Huerta, levantado hace aproximadamente un mes en La Patrona, municipio de Amatlán, sin que hasta el momento haya aparecido, posteó que: “No hay peor sentimiento que escuchar en la otra habitación llorar a tus padres”, lo cual es un claro ejemplo de que los ciudadanos se sienten impotentes y desprotegidos.
Otro botón de muestra el caso del joven levantado en la carretera a Tehuacán a la altura de La Ermita y quien horas después apareció ejecutado.