Superiberia
  • sin freno los aumentos en las materias primas e insumos
  • De manera extraoficial, las harineras ya contemplan un alza de alrededor de 7%

CDMX.- El eventual incremento en el precio del kilogramo de tortilla se definirá alrededor del 28 de enero que es cuando se levantan los pedidos de harina de nixtamal y masa de maíz para que lleguen en febrero.
Homero López García, presidente del Consejo Mexicano de la Tortilla, lamentó que continúen sin freno los aumentos en las materias primas y los insumos que utiliza la
industria.
Destacó que, de manera extraoficial, las harineras ya contemplan un alza de alrededor de siete por ciento en sus precios a partir del primero de febrero.
Además de que, en algunos estados, sus más de 33 mil afiliados reportan subidas en los precios del gas, energía eléctrica, agua, fletes, refacciones y hasta en el papel con grado
alimenticio.
Aunado a lo anterior, el líder tortillero denunció la competencia desleal de vendedores ambulantes que son un “cáncer” para el sector, porque violando los reglamentos, recorren las calles del país vendiendo barato un producto de mala calidad, “que no sabemos en qué condiciones se fabrica y donde regularmente se le roba al consumidor, al no entregarle el peso exacto”.
Ante esta situación, reveló que continúan las negociaciones con la titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier con el fin de detener la escalada de precios y se respeten las normas para evitar afectaciones a los negocios establecidos, que cumplen con todas sus
obligaciones legales.
Homero López García recordó que el precio del kilogramo de tortilla es libre y se establece con base en la Ley de la oferta y la demanda, por lo que actualmente fluctúa
entre 13 y 18 pesos.

Vecino