in

Paso del Macho tierra olvidada

Superiberia

Paso del Macho.-  Lea con atención porque aquí no comienza la historia pero a partir de esto se las empiezo a contar; en el que era un municipio fuerte y prometedor, cañero y orgulloso, hoy solo se  aprecia el olvido y rezago en el que se encuentra, gobernado por autoridades que no sólo llamaremos corruptas sino ineficaces y retrógradas, vamos a un pueblo donde la gente da gritos que dicen ‘se ve, se siente, que Paso del Macho no tiene presidente’ por ello aquí le van algunos nombres de los responsables:

 Presidente Josafat González Gamboa; síndico Gabriel Sánchez; tesorero Jorge Reséndiz, podría decir que ellos juegan con el poder pero ni siquiera juegan porque ni eso saben hacer y es que si no me creen basta con darse una vuelta por el municipio empolvado, mal arreglado y retrasado en que se ha convertido al día de hoy Paso del Macho.

Pero esto sólo es algo más del caos, aquí viene lo bueno o más bien lo malo, ya que los gobernantes no sólo no les preocupa su gente sino que ni siquiera les preocupan sus empleados a los que desde el pasado lunes 26 de noviembre los suspendieron sin razón coherente, y sin avisar con anticipación de sus labores, sin importar si ellos o sus familias puedan subsistir sin el sueldo ya que no se les pagó el mes de noviembre, ni gozarán de aguinaldo hasta que a ellos se les antoje con la única promesa de que regresarán hasta el próximo 1 de enero y se les pagará lo atrasado hasta el 8 de diciembre todo esto en un supuesto, claro, sólo se suspendió a los de bajo rango, aquellos que no sólo han trabajado en pro de su partido sino que han contribuido como subordinados a que Paso del Macho al paso que va no desaparezca, es allí donde  los que han escuchado hablar al presidente, ese que siempre saca a su Dios en las conversaciones y al cual se debe, esta vez se le olvidó la misericordia y provocó que muchas familias que dependen de los empleados pasen una triste navidad y no por pensar en los regalos, esos son lujos del capitalismo, no tendrán siquiera una cena digna el argumento estúpido es que no hay dinero, por lo que tuvieron que gastar el sueldo de los trabajadores en la celebración del evento cultural del fuerte que para colmo tuvo tintes políticos, yo me pregunto ¿Cuánto gastaron? ¿Le dieron caviar a los invitados? ¿Dónde está el dinero del pueblo?, acaso se lo robaron lo prestaron o desapareció ¿que nadie ve nada? 

Y los pobres trabajadores sumisos sin poderse expresar por miedo a perder el trabajo que les dijeron les devolverán, si señores, así está la necesidad tan grande que da miedo, aquí deberían de surgir las grandes familias de abolengo de Paso del Macho a reclamar a exigir por su pueblo el cual día a día se convierte ya no en un pueblo cañero, sino sólo en las últimas letras un pueblo ‘ñero’, con un mercado en las calles con un futuro incierto que da pena donde los menos afortunados son los más afectados, como dice el dicho, ‘al perro más flaco, se le cargan más las pulgas’, por eso para terminar esta triste historia yo le pregunto al Alcalde ¿que acaso no todos semos iguales? Y digo semos y no somos para que usted me entienda.

 

EL BUEN TONO

La muerte por asfixia no se dio en escuela

La golpea en peregrinación