Petróleos Mexicanos (Pemex) decidió rescindir el contrato a 150 empleados de su plantilla en Tampico, Tamaulipas, debido a que incurrieron en actos de corrupción como es el caso al fraude millonario a becas que servían como apoyo para que pudieran estudiar.

Los ceses ocurrieron la mañana de este jueves y fue contra empleados que prestaban sus servicios en la Refinería Francisco I. Madero, la Terminal Marítima, Hospital Regional y Campo Tamaulipas de Altamira.

Trascendió que los encargados llamaron a grupos de cinco en cinco para dialogar con ellos y darles a conocer sobre el fraude que se había descubierto.

Todos los involucrados pertenecen a la Sección Uno del Sindicato de Petroleros Mexicanos de la República con base en Tampico, y una vez que firmaron su finiquito se les conminó a salir por la puerta trasera de las instalaciones para no generar más alboroto.

Los empleados fueron acusados de engañar a la paraestatal en el cobro de becas escolares de hasta 25 mil pesos.