ads

Minnesota.- El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo que no apoya el uso del Ejército para sofocar las protestas en el país, provocadas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía de Minnesota, chocando con la postura del Presidente.

“La opción de usar las fuerzas del servicio activo es una función de aplicación de la ley que solo debe usarse como último recurso, en situaciones más urgentes y graves”, afirmó Esper durante una sesión informativa en el Pentágono.

“No estamos en esa situación ahora. No apoyo invocar la Ley de Insurrección”, agregó el funcionario.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con invocar la Ley de Insurrección si los gobernadores no activan las fuerzas de la Guardia Nacional para controlar las protestas y detener los saqueos.

Hasta el momento, elementos de la Guardia Nacional se encuentran activos en diversos estados del país para ayudar a la Policía.

Floyd murió luego de que un agente le presionara el cuello por 8 minutos, tras arrestarlo por una denuncia de presunto uso de un billete falso. 

Al día siguiente, fuertes protestas se dispararon en Minneapolis y con el paso de los días a todo el país e incluso a diversos lugares del mundo. 

Los manifestantes saquearon y quemaron edificios al inicio, pero la mayoría de las protestas han sido pacíficas. 

Ayer, pese a algunos reportes de robos, vivieron la jornada más calmada desde que, hace una semana iniciaran las movilizaciones. 

Miles de personas seguían en las calles de la ciudad de Nueva York el martes por la noche, ignorando el toque de queda de las 20:00, aunque para las primeras horas del miércoles, en la mayoría de las calles sólo se veía a policía patrullando. Midtown Manhattan quedó salpicado de escaparates rotos tras las protestas del lunes.

También hubo protestas en otros puntos del país, como Los Ángeles, Miami, St. Paul, Minnesota, Columbia, Carolina del Sur y Houston, donde el jefe de policía habló con manifestantes pacíficos y prometió reformas.

Más de 20 mil efectivos de la Guardia Nacional han sido convocados en 29 estados para combatir la violencia. Nueva York no es uno de ellos, y el alcalde, Bill de Blasio, ha dicho que no quiere al contingente.

“El Gobernador, Andrew Cuomo, describió el martes lo sucedido en la ciudad como «una desgracia”.

Hasta ahora se han registrado más de 9 mil arrestos en una semana relacionados con las protestas.

ads