Omealca.- Para evitar posibles desgracias por las pésimas condiciones climatológicas y las fuertes rachas de viento que han azotado en la región en las últimas semanas, personal de Protección Civil y de rescate en coordinación con pobladores derriban árboles viejos que se encuentran a orilla de la carretera estatal Omealca- Rancho Nuevo.
Policías se sumaron a la campaña de limpieza al confirmar que la tarea es liberar el camino de posibles problemas para que los automovilistas circulen por el tramo estatal de manera segura.