Superiberia

Región.- Ante la tradición católica de no consumir carnes rojas en Cuaresma, pescaderos de la región esperan un repunte de ventas del 50 por ciento, expectativa menor en comparación con años anteriores, por la situación económica a causa de la pandemia del Covid-19. 

Trabajadores de locales donde venden todo tipo de mariscos ubicados en Ciudad Mendoza y Río Blanco, señalaron que cada año de febrero a marzo, es el tiempo benéfico para este giro comercial. 

Refirieron que aunque los precios de los alimentos derivados del mar tuvieron incrementos, tienen buenas expectativas para recuperarse económicamente de las bajas ventas que han padecido por la contingencia
sanitaria durante el 2020, al igual que todo el comercio que no es de primera necesidad. 

Indicaron que desde el pasado miércoles que marcó el inicio de la Cuaresma, los productos que más compran los clientes y que sustituirán el consumo de carnes rojas, son la mojarra, el camarón y el filete de pescado sierra, que son los de menor precio, un poco más baratos. 

Ante la saturación de clientes en los próximos días y por la contingencia sanitaria que persiste, los vendedores exhortaron a las personas que acudan a comprar mariscos, que lo hagan con todas las medidas preventivas, entre ellas uso de cubrebocas y mantener la sana distancia.

Vecino