Desde que el pasado jueves, la incidencia acumulada ha tocado suelo en Madrid y sigue subiendo, el pasado miércoles ha superado los 200 positivos por 100.000 habitantes en 14 días. Ante este panorama con el que se encaran las Navidades, coinciden los expertos, no tiene sentido permitir más desplazamientos, ampliar grupos en las reuniones ni ser más generosos con los toques de queda.

Ni allegados ni familiares. Dichos expertos consultados proponen cancelar la Navidad. Las fiestas se deberían pasar con el núcleo de convivencia sin hacer desplazamientos para así evitar una tercera ola de contagios en enero. Varios países que han dado marcha atrás en el plan inicial de flexibilizar las medidas en Navidad, caso de Holanda, Reino Unido o Alemania. En España no hay una decisión única tomada. En el Consejo Interterritorial del miércoles Sanidad pidió a las autonomías con peor incidencia que reevaluasen las medidas y las endurecieran si fueran necesarias.