CDMX.- El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dio a conocer que pidió la renuncia a actuales funcionarios en la dependencia que están ligados a Genaro García Luna, quien actualmente está preso en Estados Unidos acusado de vínculos con grupos del narcotráfico.

Afirmó que se indaga al interior de la Secretaría que encabeza el actuar de funcionarios que siguen activos y su grado de responsabilidad en las decisiones que tomó García Luna.

“Tenemos el propósito de que ninguna persona vinculada al ex Secretario de Seguridad Pública forme parte de nuestro equipo de trabajo. Los riesgos de la permanencia de ese personal serían altos porque hay que recordar que, en la cultura política de nuestro país, las relaciones personales se convierten en relaciones políticas y con frecuencia en complicidades, eso es lo que queremos evitar”, expresó.

Aunque no detalló el número de colaboradores a los que se les pidió la renuncia, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) indicó “que son varios” funcionarios con puestos de directores de área o directores generales, mismos a los que se les investiga.

“Estamos buscando, por el nivel de responsabilidad que tienen, que no haya personas que, por su relación con García Luna, o que la relación que hayan tenido con García Luna, haya derivado en una complicidad”, explicó.

‘Quien sea corrupto y no tenga ideales, no nos sirve’

 Tras ser cuestionado sobre los vínculos del ex secretario de Seguridad, Genaro García con funcionarios en el actual gobierno, el presidente López Obrador dijo que dio a la instrucción de revisar a quienes estuvieran involucrados, pues aseguró que quien “sea corrupto y  no tenga ideales, no sirve”

“Yo di la instrucción que todos los vinculados a el caso del ex secretario de Seguridad Genaro García se les revisara su situación, una evaluación en qué participaron, para que evitáramos nosotros del gobierno federal servidores públicos con esas características, que no estuvieran con nosotros”. 

 No se debe “cometer ninguna injusticia, pero debemos ver quienes estuvieron cerca, se presume que fueron cómplices o guardaron silencio, no queremos nosotros afectar nuestro gobierno, no es un asunto de imagen, es de fondo”.