• ESPERAN REPUNTE EN DICIEMBRE

Orizaba.- Desde su arribo a esta ciudad, hace más de 15 días, comerciantes de árboles de Navidad, procedentes de los municipios de La Perla y Mariano Escobedo, han registrado mínimas ventas.
Informaron que la ciudadanía ya no los adquiere, como años atrás, ahora buscan los más caros de los llamados canadienses, colocan artificiales o, en su caso, no ponen uno por la situación económica.
Alejandro Navarro, vendedor de una tradición que le heredaron sus abuelos y sus padres, dijo que a partir del día que llegó, de 36 árboles solo ha vendido siete y son regularmente para oficina.
El precio varía, pero no sobrepasan los 250 pesos, aunque en ocasiones los clientes les piden rebajarlo, pues de lo contrario no los llevarían, aunque le ganen muy poco para su subsistencia familiar.
Los comerciantes esperan que en los primeros días del mes de diciembre se incremente la venta, pues además de los árboles que ya tienen en la ciudad traerán otros más.