• Denuncian conductores rurales
  • Hostigan, extorsionan e infraccionan a las personas de comunidades indígenas
  • Automovilistas dijeron que en los retenes son objeto de revisiones y los tratan como si fueran delincuentes.

CD. Mendoza.- Orizaba, Río Blanco y este municipio son los que destacan en la región por los constantes abusos, atropellos, extorsión y hostigamiento de elementos de Tránsito y de la Policía Municipal y Estatal que cometen contra los ciudadanos, denunciaron conductores de la zona rural.
Aseguraron que con frecuencia son víctimas de infracciones injustificadas por parte de las corporaciones encargadas de la vialidad, por lo que se dijeron “blanco fácil”, ya que eso no ocurre con la población de las zonas urbanas.
Enfatizaron que en varias ocasiones tuvieron que organizarse para impedir multas administrativas que pretendían aplicarles a sus compañeros, que van desde los 2 mil 500 hasta más de 6 mil pesos, y evitar que sus vehículos fueran llevados al corralón porque la cantidad se incrementa.
Lamentaron que en ocasiones la corrupción o la “mordida” a los elementos es el único medio para evitar las infracciones; sin embargo. se dijeron hartos de regalar su dinero a los oficiales cuando no han cometido ninguna falta al reglamento vial.
Agregaron que también en los tres municipios padecen abuso por parte de los policías cuando sin fundamento se les señala como sospechosos de algún delito.
“Hay abuso policiaco también, a cada rato en sus retenes detienen a los compañeros como si se tratara de delincuentes, les revisan sus camionetas buscando algo que nunca van a encontrar porque somos personas de trabajo, en la mayoría de las ocasiones llevamos como carga nuestras mercancías de abarrotes”, expresaron.