Córdoba.- Debido a que el semáforo epidemiológico es naranja, colocando al municipio de Córdoba en riesgo alto, el Ayuntamiento determinó el cierre parcial del Parque 21 de mayo, para reducir el aforo de personas al lugar. La medida busca evitar aglotinamientos en espacios públicos y ante el incremento de movilidad por las fiestas decembrinas.

El titular de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), José Sierra Silva,  indicó que la medida se debe a las recomendaciones emitidas por las autoridades de Salud, por lo que se realizó el cierre parcial del parque.

“Este repunte es por la alta movilidad causada por Día de Muertos y Buen Fin, ahora esperamos que la población lo tome a bien y participe para que juntos cortemos la cadena de contagios en esta temporada”, dijo Sierra Silva.

La Diócesis de Córdoba también se ha unido para procurar la salud de los cordobeses al convocar a los feligreses a evitar aglomeraciones en estas fechas.