• Afuera y adentro cruzan ratas de un lado a otro en busca de desechos, lo cual deben tolerar en sus días de espera

CÓRDOBA.- Pese a la contingencia de sanidad que se ha implementado por el Covid-19, pocas son las personas que pueden seguirlas, ya que deben salir a ganarse el día, peor aún, quienes han tenido que trabajar, pero por obligación, para cuidar a un enfermo, como si fuera poco lo deben de hacer, en las condiciones menos salubres y dignas, en el albergue del Hospital General Córdoba -antes Civil Yanga-.
Y es que los días de espera corren a la suerte, si bien les va, encuentran un espacio dentro del albergue, en donde las camas son insuficientes y poco cómodas.
Quienes no deben esperar en una situación peor, de pie o dando vueltas de un lado a otro ‘capoteando’ el transcurso de la noche, para no sentir el cansancio.
A esa se le suma, que afuera y adentro del albergue, cruzan ratas de un lado a otro en busca de desechos, lo cual deben tolerar en sus días de espera, que de no ser por la ciudadanía que se turnan para llevarles un plato de comida, los días serían peores.
A diferencia de estas personas, las autoridades no han puesto un pie en este ni en otro hospital, al menos para hacer la entrega de kits de limpieza como guantes, gel o cubrebocas, especialmente cuando es conocida la precaria situación de estas personas.

* para saber
¡Córdoba no avanza, en Córdoba la alcaldesa roba!
Dinero para colchonetas hay, pero es para que la alcaldesa se vaya a vivir a El Campestre, contrate a ocho guardaespaldas, se compre una camioneta de 1.4 millones de pesos, viaje a Las Vegas y Houston a cada rato; irse todos los fines de semana a pasear y pagar hoteles, para eso sí hay, pero ni para poner catres a la gente de bajos recursos, que tiene que pasar días esperando den de alta a sus familiares en el Hospital Yanga, no hay ni para colchonetas, porque las cuatro que hay las regaló el Club Rotario.
Esos clubes en vez de regalar colchonetas, deberían agruparse para exigir a la alcaldesa que no robe e invierta en equipar los hospitales, que por cierto es el único que hay y lo hicieron hace más de 10 años. Y eso que la pandemia aún no llega. Comentaron los familiares que deben dormir hasta en el piso.

Incluso, los familiares de los pacientes cuestionan ¿qué sucedería si uno de los tantos gastos que han hecho las autoridades, los gastaran en paquetes de comidas o la entrega de más camas?
Incluso piden que cancele uno de sus tantos viajes y mejor ese dinero lo aplique a ayudarlos, al menos por lo que dura la contingencia.
Les recordaron que viene una fase aún más grave y si ahora se sienten desprotegidos, por sus autoridades, peor serán esos días.
“Se imagina son 1.4 millones de pesos los que gastó en una camioneta, hasta otro hospital hubieran construido”.
Las personas que fueron encuestadas, acusan a la alcaldesa Lety@laalcahuetadeTomás de hacer gastos innecesarios, como la compra de esa unidad que le costó más de un millón de pesos, o sus mencionados viajes de placer al extranjero, como a Las Vegas o a Houston, que son pagados con el erario público, mientras que la mayor parte de los ciudadanos sufren una realidad distinta.
De la misma forma, los ciudadanos inconformes manifestaron que los cubles que apoyan con colchonetas, mejor deberías hacer una manifestación contra la alcaldesa, para que no robe e invierta en equipar los hospitales de la ciudad.