El oeste de Estados Unidos y el norte de México viven temporadas secas cada vez más largas desde que comenzó el siglo XXI y algunos climatólogos prevén que esa tendencia provocará a largo plazo una sequía extrema peor que cualquier otra que esté documentada, según refleja un estudio que publica la revista Science este 17 de abril.

Ese documento cataloga el fenómeno como “megasequía” y lo relaciona con la actividad humana no solo gracias a los registros meteorológicos modernos, sino al análisis de los anillos de crecimiento en árboles que tienen hasta mil 200 años.

La investigación cubrió un territorio que abarca nueve estados de EU, desde Oregón y Montana hasta California y Nuevo México, y se extiende al norte de México. Park Williams, bioclimatólogo de la Universidad de Columbia y su autor principal, afirma que “estamos en la misma trayectoria que las peores sequías prehistóricas”.