El Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, indicó el lunes que declarará el estado de emergencia en Tokio y otras seis prefecturas, una decisión que podría llegar a partir del martes para reforzar las medidas contra el brote decoronavirus. No se esperaban cuarentenas obligatorias.

Abe dijo también a la prensa que su Gobierno lanzaría un paquete de estímulo valorado en 108 billones de yenes (un billón de dólares) para ayudar a contrarrestar el impacto económico de la pandemia, lo que incluiría pagos en efectivo a los hogares necesitados y apoyo para proteger negocios y empleos.