Orizaba.- En tiempos de pandemia la Comisión Federal de Electricidad (CFE) duplicó sus costos, ante ello los ciudadanos tienen el recurso de amparo para proceder para resarcir el daño, pues lamentablemente la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) “y la carabina de ambrosio es lo mismo”, indicó el secretario del Colegio de Abogados de Orizaba en las Altas Montañas, Juan Oropeza Flores.
La empresa eléctrica con un universo de 44 millones de usuarios y durante la crisis sanitaria de la pandemia del COVID-19 le bajó el switch a 543 mil 128 mexicanos del primero de abril al 12 de mayo, personas que no pudieron pagar su recibo y con ello obtuvo millonarios recursos por la reconexión.
Ante ello, el abogado manifestó que los usuarios tiene recursos legales en los casos en donde existan inconformidades y a los que pueden apegarse; sin embargo, muchos no hacen nada, pues resulta más caro contratar los servicios de un abogado.
Explicó que muchas veces el monto a reclamar es de 300 y hasta 500 pesos en la diferencia del último recibo y un procedimiento legal puede tener un costo de 5 a 7 mil pesos y la Profeco no da ninguna solución.