Córdoba.- Ayer en casi todo el territorio mexicano, se vivió el primer día del cambio de Horario de Verano, mismo que año con año se realiza para generar un ahorro en el consumo de energía eléctrica, aunque este es un horario que se ha venido aplicando desde hace ya varios años, esta situación siempre genera desconcierto e inconformidad entre la población.

Francisco de Jesús, comentó  que en su caso la mayor problemática se presentó al momento de despertarse para realizar sus actividades cotidianas; “la verdad el cambio de horario me afectó a la hora de despertarme, me costó trabajo este primer día”.

Asimismo, Aniceto Castillo Palacios, indicó que este era un cambio que ya esperaba; “en mi caso no me costó trabajo levantarme, debe ser algo a lo que nos tenemos que adaptar porque ya estaba anunciado”.

Aunque hubo ciudadanos que aseguran haberse preparado para este cambio de horario, se presentaron casos en los cuales, dicho cambio “los tomó por sorpresa”, Rocío Carrera, indicó que a raíz de esta situación se retrasó en sus actividades.

De la igual manera, Juan Rodríguez Espinoza, aseguró haber vivido un día desorientado; “se para uno temprano y gasta uno luz y en la noche también”.

Gabriela, aseguró que este nuevo horario aunque es difícil para algunos, se vive ya de forma normal. Aunque se gasta más energía eléctrica.

Para Matilde Rosas, este nuevo horario de verano, afectó sus actividades toda vez que las tuvo que realizar de manera más rápida.

Cabe destacar que los cambios de horario, ya sea de Verano o de Invierno, generan alteraciones en el estado anímico del ser humano, donde de acuerdo a especialistas también se pudieran presentar alteraciones fisiológicas; sin embargo, todo es parte de un proceso de adaptación que puede durar entre dos a cinco días en promedio.

 

Yessica Martínez Argüelles

El Buen Tono