Córdoba.- Susto de automovilistas provocó la tarde de ayer un sujeto que se quedó literalmente dormido a bordo de su automóvil, cuando se desplazaba por el bulevar Córdoba-Peñuela y al detenerse en el alto ubicado frente al supermercado Soriana, se quedó inerte y con el auto encendido.

Al permanecer en el lugar sin avanzar, automovilistas empezaron a accionar sus clatsons sin que el individuo avanzara o se moviera, por lo que algunos de los choferes bajaron de sus vehículos y al verlo con la cabeza baja, pensaron que trataba de una persona muerta o ejecutada.

Aparentemente amigos del individuo llegaron a la escena para auxiliarlo, identificándolo como José Antonio Lara Fentanes, el cual se dirigía de la central camionera al centro de Córdoba, a bordo de un Ford, Fiesta, negro, con placas de circulación YJM 40-60.

“Está enfermo, padece de diabetes, seguramente le dio una descompensación y se quedó dormido, vamos a romper un cristal para auxiliarlo” exclamaban los ocupantes de una camioneta Chevrolet SUV, pick up, color gris, con placas XV 02-460, quienes presentaban aliento alcoholico.

Al sitio acudieron moto patrulleros de la policía municipal al ser alertados, los cuales a su llegada ya era sacado el paciente del automóvil, el cual fue subido a la camioneta y pretendían llevarlo a algún hospital, solo que fueron detenidos cuadras adelante para que explicaran y aclararan la situación que prevalecía.

En el automóvil se podían observar algunas botellas de licor y refresco que permanecían en la parte baja del asiento del chofer, así como varios instrumentos musicales como guitarras y jaranas en el automóvil Fiesta.

ELEUTERIO ESPINOZA B.

El Buen Tono