Atoyac.- México que cuenta con una de las matrices energéticas de mayor contaminación en el mundo, espera aumentar el uso de energías renovables en la próxima década hasta alcanzar un consumo considerable, fueron temas que se tocaron en el primer Congreso de Energía Renovable, efectuado en la Central Energética.

El Plan De Expansión de Energía, anticipa una mayor participación de fuentes renovables de energía como hidráulica, eólica, etanol, biomasa y otros hasta alcanzar un porcentaje considerable y llegar a las familias mexicanas.

Salvador Romero Valencia, diputado federal y empresario etanolero,  reiteró que el plan anticipa una disminución en el uso de energía hidroeléctrica, así como de leña y carbón vegetal, lo que sería compensado por el incremento en el uso de etanol a base de caña de azúcar.

Asimismo, prevé un aumento  en la demanda total de energía en la próxima década, en especial por las necesidades crecientes de los sectores de industria y transportes.

“Siempre he sostenido que una de las grandes propuestas era la producción de etanol, por eso nos hemos convertido en una de las mejores opciones tanto en el ramo cañero, como en el energético”, señaló.

Añadió que el petróleo y sus derivados disminuyen su participación en la matriz energética, con la gasolina sustituida cada vez más por el alcohol carburante.

“Es momento que se evite la importación de MTBE al extranjero, porque con ello se siguen contaminando los mantos friáticos, nosotros desde nuestra perspectiva que PEMEX se abra y detone la demanda del etanol”, expresó.

Legisladores federales  se reunieron en el Primer Congreso de Energía Renovable y con ello se amplía el concepto de aprovechamiento sustentable de la energía e introduce que se debe garantizar en todo momento la salud de los mexicanos, así como una disminución de los impactos ambientales negativos derivados de la generación, distribución y consumo de energía, con el propósito de mantener el equilibrio en los ecosistemas.

José Vicente Osorio Vargas

El Buen Tono