Superiberia

Los diferentes responsables y cuerpos técnicos en los Juegos Olímpicos de Tokio deberán permanecer en una “burbuja” para luchar contra la pandemia, pero no estarán obligados a respetar una cuarentena, anunciaron los organizadores.

Los que no se plieguen a esas reglas podrían ser expulsados de los Juegos, según afirma el primero de los manuales destinados a los participantes de la cita olímpica, cuya ceremonia de apertura está prevista el 23 de julio.

Los responsables y miembros del cuerpo técnico deportivo estarán así autorizados a escapar al régimen de cuarentena si vigilan su estado de salud durante los 14 días siguientes a su llegada a Japón, periodo en el que no estarán autorizados a abandonar la ‘burbuja’ o a asistir a eventos como espectadores.

Este manual de 32 páginas, que será revisado en abril y junio en función de la evolución de la pandemia, es el primero de una serie que concernirá también a los deportistas, espectadores y medios.

Vecino