ORIZABA.- Luego de que el Cabildo orizabeño puso a toda la ciudad en cuarentena y cerró al público parques, cines, salones de fiestas, bares, cantinas, centros nocturnos, la Alameda central y hasta el emblemático teleférico, familias orizabeñas opinan que también deben parar las tres plantas que conforman la Cervecería Cuahtémoc Moctezuma (Heineken), por implicar alto riesgo de contagios de Coronavirus en sus instalaciones. Los quejosos –quienes solicitaron el anonimato—algunos por cierto familiares de trabajadores sindicalizados, justificaron su preocupación y temor, al mencionar que, si bien dicha industria es la principal generadora de empleos en la región, también es innegable que maneja más de mil 300 obreros en sus plantas de Sivesa, Internacional Paper y Cervecería, por consiguiente el riesgo de contagios por la convivencia diaria es muy alto.

Pero si además le agregamos que todos los días llegan y salen en su planta de Orizaba cientos de tráilers de todas partes del país, la situación se torna aún más riesgosa y no debemos olvidar que “la principal recomendación en todo el planeta es permanecer aislados, estar en casa para que el Covid-19 no se propague”.

Por lo anterior, lanzaron un llamado a los directivos de la factoría para que consideren un paro temporal, tal como ya lo hicieron al menos 10 de las 12 armadoras de automóviles en nuestro país. Además, afirmaron que la cerveza no es un producto de primera necesidad y no sucederá nada si paran labores, a menos que antepongan el dinero de sus millonarias ganancias sobre la vida de sus trabajadores.

Hoy día Heineken planta Orizaba produce más de 20 mil hectolitros diarios de cerveza.