XALAPA.- El diputado Jorge Moreno Salinas, señaló que se deben aclarar los rumores de que el presidente de la Comisión de Vigilancia, Eric Domínguez Vázquez, presuntamente pide dinero a los presidentes municipales, para limpiar las cuentas públicas.

Consideró que en la antesala de que se apruebe la Cuenta Pública 2018, se deberá, incluso, revisar a fondo los casos en donde pueda existir conflicto de interés de parte de los diputados que forman parte de la Comisión de Vigilancia y hay cercanía con alcaldes.

Hay que señalar que entre los legisladores integrantes de la Comisión de Vigilancia, del Congreso Local, responsable de analizar y dictaminar la Cuenta Pública 2018, que pudieran estar en conflicto de intereses, están: Brianda Kristel Hernández Topete, del PRD; Érika Ayala Ríos, del PRI; María Graciela Hernández Íñiguez, de Acción Nacional.

Brianda Kristel Hernández Topete es esposa del alcalde de Santiago Tuxtla, Argenis Vázquez Copete, quien resultó con un presunto daño patrimonial por 5 millones 766 mil 831.09 pesos. El alcalde es hijo de Jazmín de los Ángeles Copete Zapot, exdiputada local. Además, Hernández Topete ahora mantiene una relación de parentesco político con Arturo Hérviz Reyes, alcalde de Ángel R. Cabada, quien resultó con un presunto daño patrimonial de 3 millones 77 mil 623.38 pesos, por lo que existen inconsistencias.