La Navidad
  • ACUSA EL PRESIDENTE
  • Rechazó opinar si los hechos por los cuales es señalado Pío López Obrador ya prescribieron

CDMX.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no es “tapadera de nadie” y que aunque sea su hermano –Pío López Obrador– se debe aplicar la Ley.
Así lo recalcó al ser cuestionado sobre la investigación que está abierta contra su hermano, tras la difusión videos en donde Pío recibe paquetes, presuntamente con dinero, por parte de David Léon, ex director de Protección Civil.
“Que se aplique la Ley aunque sea mi hermano, que sean los ministerios públicos los jueces que decidan, no hay influyentismo, no hay nepotismo, ninguna de esas lacras de la política, yo ya no me pertenezco, yo estoy encabezando un movimiento para transformar el pueblo de México y no le voy a fallar al pueblo”, señaló en su conferencia matutina.
Pero el Presidente rechazó opinar si los hechos por los cuales es señalado su hermano Pío López Obrador ya
prescribieron.
“Eso que lo decida un juez, pero yo no le voy a hablar al juez, a un ministro… ya les he dicho llevo como año y medio sin ver al Fiscal presencialmente, creo que lo vi en una teleconferencia con lo de
Ayotzinapa”, manifestó.
Comentó que no manda a nadie a solicitar acciones en su favor, pues cualquier planteamiento lo hace de forma directa.
“Cuando alguien… Porque a veces, como queda la costumbre, ¿cómo es que dice la canción?, es más fuerte la costumbre que el amor, entonces como queda la costumbre, a lo mejor utilizan mi nombre, ‘es que me pide el Presidente’. No, no. Yo, si tengo que decirle algo a un servidor público, es
directo”, atajó.