Vecinos de Chignautla, municipio ubicado en la Sierra Norte de Puebla, saquearon y quemaron la presidencia municipal y mantienen tomado los accesos carreteros a la cabecera.

La inconformidad provocó que la Guardia Nacional esté presente en la zona.

Los pobladores armados con palos y piedras se enfrentaron a la policía que intentaba resguardar la alcaldía.

Los inconformes sacaron mobiliario y papelería a la plaza ubicada frente al
palacio, donde le prendieron fuego.

Hasta ahora no hay personas detenidas, mientras la planta baja del edificio se quemó sin que llegaran bomberos u otro personal de emergencias.