México, D.F.- A partir de ayer jueves y de manera permanente, alrededor de 200 mil restaurantes, fondas y cocinas económicas del DF quitarán los saleros de sus mesas como medida de concientización del daño que este condimento hace a la salud, en particular a quienes padecen presión arterial.

Al anunciar la campaña “Menos sal, más salud”, el secretario de Salud del gobierno capitalino, Armando Ahued, aclaró no es una medida que merezca sanciones sino que servirá para disminuir la costumbre de la gente que antes de probar los alimentos les pone sal. Agregó que el comensal que lo desee podrá pedir el salero a los meseros del lugar.

En conferencia realizada en el restaurante El Cardenal -uno de los primeros en aplicar la medida-, el funcionario informó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo diario de 5 gramos de sal, pero en México el promedio está entre 11 y 12 gramos.

Aseguró que una de las consecuencias es que 31% de la población, 3 de cada 10, padece hipertensión arterial que, combinada con otras enfermedades como sobrepeso, obesidad o diabetes, pueden provocar infartos cardiacos y cerebrales y hasta la muerte.

La medida se aplicará con el acuerdo de la Asociación Mexicana de Restaurantes y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera.

Agencias