CDMX.- La Fiscalía General de Justicia de Veracruz reabrirá el caso de Ernestina Ascencio, mujer indígena de 73 años, que presuntamente fue violada y asesinada por elementos del Ejército Mexicano durante el gobierno de Felipe Calderón, anunció Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob).

“Hemos decidido que el informe sobre estos hechos que se presentará el próximo 3 de enero a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos establecerá que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Veracruz abrirá de nueva cuenta las indagatorias hasta agotar todas las líneas de investigación, a fin de garantizar la verdad, la justicia, y la reparación integral para las víctimas”, dijo Alejandro Encinas.

En conferencia de prensa del presidente Andres Manuel Lopez Obrador, el subsecretario afirmó que la Secretaría de Gobernación (Segob) coordinará los trabajos con la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para resolver de fondo este caso y garantizar la reparación integral del daño.

“En ese contexto la Secretaría de Gobernación coordinará ante la Comisión Interamericana estos trabajos a fin de alcanzar con los familiares de las víctimas una solución amistosa que permita atender a fondo esta denuncia que por ejecución extrajudicial y violencia contra la mujer presentaron los familiares de la señora Ernestina Ascencio para resolver de fondo este hecho y garantizar justicia, no repetición, y la reparación integral del daño”, comentó el subsecretario de Derechos Humanos.

Alejandro Encinas recordó que la Ernestina Ascencio fue presuntamente violada por parte de soldados, el 25 de febrero de 2007; hecho por el cual murió al día siguiente víctima de las heridas.

“El 25 de febrero del 2017, la hija de la señora Ernestina Ascencio observó que los borregos que su madre pastoreaba regresaban solos al paraje donde vivía.

Al ir a buscarla y encontrarla tirada en el suelo le preguntó a la señora Ernestina qué le había sucedido y ella le respondió los soldados se me echaron encima, mi hija me duele la cadera.

La señora de Ernestina fue trasladada a una unidad médica rural del Instituto Mexicano del Seguro Social que se encontraba cerrado, por lo cual tuvieron que trasladar a la ciudad de Mendoza, en el estado de Veracruz, debido a su gravedad en donde falleció la madrugada del 26 de febrero de 2017.